GREEN CARCERI
GREEN CARCERI
press to zoom
GREEN CARCERI
GREEN CARCERI
press to zoom
GREEN CARCERI
GREEN CARCERI
press to zoom
GREEN CARCERI
GREEN CARCERI
press to zoom
GREEN CARCERI
GREEN CARCERI
press to zoom
GREEN CARCERI
GREEN CARCERI
press to zoom
GREEN CARCERI
GREEN CARCERI
press to zoom
GREEN CARCERI
GREEN CARCERI
press to zoom
GREEN CARCERI
GREEN CARCERI
press to zoom
GREEN CARCERI
GREEN CARCERI
press to zoom

GREEN CARCIERI

2012

El programa mixto del edificio, que incluye un centro de

investigación botánico, una biblioteca y una zona

residencial, proponía el valor añadido de insertar una masa

de vegetación suspendida en un lugar urbano y desprovisto

de superficie verde de tamaño significativo. Al contrario

que en el lugar inicial previsto para el proyecto, los

jardines botánicos del Bronx, este lugar presentaba un

déficit histórico de espacio público cualificado, al ser

anteriormente utilizado como almacenes y mataderos.

El edificio, por tanto, se plantea como una prolongación

natural del Parque High Line, conectando el propio paso

elevado con la cota del río, permitiendo de ese modo una

continuación del espacio público vertebrador del barrio

hasta la cota de la calle y de los muelles. Partiendo de

esa premisa de continuidad de lo existente, el proyecto

surge conceptualmente de las condiciones de complejidad

cultural e histórica que han generado la propia ciudad de

Nueva York y el barrio de Chelsea, pero manteniendo al

mismo tiempo alguna de las premisas de sencillez de trazado

urbano que caracterizan la isla de Manhattan. El edificio

propuesto, al igual que el High Line y que la trama

ortogonal de la ciudad, es esencialmente lineal, si bien

dicha linealidad se revuelve en torno a un espacio propio

claustral en lo que nos gustaría denominar laberinto

reconstruido que protege a los usuarios del bullicio que lo

rodea. Nuestra línea serpentea entorno a una serie de

núcleos de comunicación verticales, permitiendo tanto el

tránsito interior de los usuarios como el superficial de

los ciudadanos, que pueden descender al nivel de los

muelles sin necesidad de entrar en el edificio